23 de septiembre de 2007

NUESTRA MANERA DE AMAR ... NO ERA TAL


Me duele darme cuenta
de tu abandono en medio de mi piel,
me duele percibir que ya no estás,
que no hay luz en tu mirar,
que no hay vida en tus caminos,
que ya no queda nada,
que la llama se extinguió.
Dejaste de avivar el fuego
y de encender en mi pasión.
Dejamos de buscarnos,
dejamos de sentir,
me daña hasta el alma,
destruye mi sentir.
Yo soñé que si se podía,
yo pensé que todo valía.
Cuando me dijiste
que era nuestra manera de amar,
solo fue una excusa para no dañarme más.
Yo te entiendo y te comprendo,
ya que no es fácil sustentar
los castillos en el aire
o en el fondo de tu mar.
Solo deseo que tus sueños
tu los puedas alcanzar,
yo desde hoy te dejo en el rincón
de los amores imposibles.
Con mi pecho lleno de pena,
te digo eres libre...vuela alto, fuerte amor...Adiós

Por Caro

2 comentarios:

Amor dijo...

en ese caso me alegro de ser amistad, que de algún modo la amistad también implica siempre:

amor

:-)

ElKine dijo...

Me tocó el tema